¿Que puedes hacer tu?

Estoy más que harta de la evolución de los crímenes machistas en el transcurso de este año, que sin haber finalizado, ya son 67. No sólo no se ha mejorado, sino que ha aumentado el número de víctimas. Eso hace replantearme que algo está fallando, y es en la raíz, en el corazón del  problema donde hay que buscar la solución. Y no tirar de parche ni tirita para solucionarlo. Hay que profundizar y analizar muchísimo el tema.

Considero que en la actualidad hay mucho machismo, aunque hay numerosa gente trabajando por la igualdad. Me preocupa, sobre todo, que las actitudes machistas vayan en aumento entre la gente joven. Considero que hay que analizar el tema dando respuesta a unas simples y sencillas preguntas.

¿QUÉ ES MACHISMO? El machismo es una actitud, comportamiento,comentarios, acciones, pensamientos, que rebajan de manera injusta la dignidad y el ser de la mujer, en comparación con el hombre que trata de sentirse en superioridad con ella. Influyen tambien los estereotipos adjudicados a lo largo de la historia y que todavía siguen estando vigentes en la actualidad (Ella-fragilidad, él- fuerza). Esos pensamientos, junto con otros, muchos limitan el acceso de la mujer a puestos de dirección, responsabilidad y en cualquier ámbito profesional. Simplemente el hecho de ser mujer, quedarse embarazada o ser madre. Es muy triste,  la verdad, será que a esos hombres les ha parido un  extraterrestre, para tener un concepto tan antinatural. Otro problema que veo en la conquista de la igualdad, y no voy a generalizar, es que muchos hombres consideran a la mujer como un objeto sexual, para su  uso y disfrute, no teniendo más visión de ellas que como si se tratara de un trozo de carne, con dos tetas y un par de curvas bien puestas; esa visión superficial, está muy extendida,  y es potenciada por el mundo publicitario.

Y aunque es cierto que a todas las mujeres, sin  excepción, nos gusta gustar, debemos ser todas las  mujeres del mundo, en complicidad con los hombres, quienes pongamos límites a determinados excesos y comentarios sexistas.

¿QUÉ PODRIAMOS HACER POR MEJORAR?

1º Educación en igualdad, en las aulas, en casa y con la familia. En el presente , en el futuro y a largo plazo. Igual no se percibe de forma inmediata, pero se  percibira en las futuras generaciones.

2º Educar en la responsabilidad personal y el  respeto, con gran dosis de empatía expresando las emociones, teniendo habilidades sociales, y un adecuado grado de autoestima y conocimiento.

3º Aprendiendo a resolver conflictos. Y tambien cuidando los contenidos publicitarios cargados de sexismo, machismo en la que la mujer es tratada como un objeto.

Sinceramente hay que trabajar y levantar los cimientos de la igualdad, teniendo en cuenta que no se logrará realmente de  la noche a la mañana, ni de un día  para otro. Esta educación, que es toda una cultura en igualdad, debe evolucionar y transcurrir en el tiempo para que se perciba a grandes rasgos. Mientras tanto, no queda otra que cumplir la  ley, protegiendo a mujeres maltratadas y quienes lo sufren de manera indirecta, y fomentando la prevención de toda la sociedad contra estas actitudes machista. Y una pregunta muy importante, ¿Que puedes hacer tu por la igualdad, para evitar actitudes machistas? TU OPINIÓN IMPORTA!!!!!



Mis sueños,mis amores

 

Tengo muchos sueños en mi vida, y muchos amores. Sueños y buenos deseos para la gente que quiero. Deseo un mundo con amor, libre, justo, solidario, amable, dialogante, generoso, en igualdad de condiciones, y donde no haya diferencias entre hombres y mujeres; donde mis soles tengan oportunidad de ser quienes quieran ser, siendo ambiciosa, de manera positiva. Intento ser una buena madre y pongo todo mi empeño para conseguirlo; quiero que lo tengan más fácil de lo que tuve yo, que mis soles sean felices y disfruten de su infancia. Infancia de la que yo no disfrute, y quien me conoce de verdad, y de toda la vida, lo sabe. Tuve que madurar muy rápido ,y hacer frente a un sinfín de situaciones complicadas, casi todas circunstanciales,  pero otras por mi culpa, pero reconozco que de todas ellas he salido airosa. Y aunque a veces me entristezca al recordarlo, me siento orgullosa de lo que soy. Me he labrado un porvenir, y nadie me ha regalado nada en está vida, todo lo que he conseguido me lo he ganado con el sudor de mi frente, sin enchufes de ningún tipo y sin hacer la pelota a nadie. Si lo hubiese hecho, probablemente, me hubiera ido mejor todavía. Y sobre todo he aprendido de mis errores.

Humilde no soy pero jamás me creere más ni superior a nadie. No guardo rencor a mi pasado porque sé que a pesar de todo, he tenido mucha suerte, y  sé que hay, ha habido y habrá situaciones mucho peores y esto me ha servido para ser lo que soy. Una persona  con voluntad y determinación. Y a pesar de tener defectos como todo el mundo pienso que tengo buenas cosas que aportar, y mis soles no son un impedimento de desarrollo en este mundo en el que vivimos, y si  fuesen un impedimento ello significaría que no estamos avanzando en nada.

En cada cosa que hago pongo la razón más el corazón, para que no carezca de autenticidad; Y como cualquier madre que se precie necesito de mi tiempo y libertad, y me importa un bledo toda aquella persona, que las hay y muchas, que piensan que tener 3 hijos es una locura en los tiempos que corren y en mi situación, pero que no son capaces de decirlo a la cara; lo hacen por la espalda reinando entonces la hipocresía.

Y para finalizar, porque lo considero muy importante, el presente es muy importante para conquistar el futuro, hay que hacerlo bien. No un futuro regalado,  trabajado. Al fin y al cabo cada individuo tiene que ser quien se labre su porvenir siendo dueño de su destino. Quiero para mis hijos lo mejor del mundo pero, aunque yo les empuje e impulse, deben ser ellos quienes tomen las riendas de su vida, y de sus ideales en libertad y con mucho amor.

Cada día es una oportunidad para hacer un nuevo final feliz.