La cruda realidad

Me alegré muchísimo cuando los 33 mineros chilenos fueron rescatados, tras pasar 69 días atrapados en la mina San José de Chile. Como ellos, en otros lugares de mundo como Bolivia, China, hay muchísimas personas que tienen el riesgo de correr la misma suerte.

Muchos de nosotros no somos conscientes de cuál es la auténtica y cruda realidad a la que se enfrentan miles y miles de personas, mayores y niños incluidos trabajando en minas a cientos de metros de profundidad para obtener minerales como el estaño, el oro, la plata, hierro, níquel, cobalto,etc; y sacarse un mísero sueldo para alimentar a sus familias, y malamente.

Para hacerrnos una idea voy a poner unos videos de un programa de televisión que me impactó muchísimo ver, y que demuestra esa terrible realidad tal y como es.



Como he citado anteriormente, este trabajo es realizado en ocasiones por niños. Me consta que hay muchas personas, ONG y grupos realizando una gran labor para protegerles de esa vida. Pero por muchas manos que existan colaborando, a veces son pocas para erradicar ese tipo de situaciones de una vez por todas.

Un niño es un niño, y a la infancia hay que protegerla, y garantizarle unos derechos tales como educación, vivienda, familia, sanidad, jugar, etc. Y para finalizar voy a poner una canción que a mi hijo Unai le encanta y la escucha casi todas las mañana en la 2. Por mis hijos y por todos los niños/as del mundo. Y una última cuestión ¿NO CREES QUE VIVIMOS BASTANTE BIEN Y EN OCASIONES NOS QUEJAMOS DE VICIO? REFLEXIONEMOS UN POCO.