Evidencias e injusticias latentes

La ONU pide 300 millones de dólares para detener la hambruna de Somalia. Eso es precisamente lo que se reparten varias empresas españolas en bonus y beneficios para sus directivos.

Es vergonzoso que el presidente de Iberdrola se embolse 7,3 millones en un semestre, o que la princesa Leticia se gaste 500 euros en unas simples bailarinas, que en cualquier establecimiento pueden costar entre 15 y 30 euros. Y es más triste que lo haga con dinero público que los ciudadanos aportamos con nuestros impuestos. ¡Vaya con el caprichito de la princesa! Con la que está cayendo, también la familia real deberia da ejemplo de austeridad. O el futbolista de turno, que se embolsa millonadas por pegar patadas de rebote a un simple balón.

¿Para cuando la sociedad entera va a adquirir conciencia de la situación del mundo? Me entristecen muchas cosas, y NO ES DEMAGOGIA. ¡Que sencillo es recurrir a esa palabra, cuando no se sabe que decir! Más fácil que reflexionar y hacer autocrítica. Yo lo llamo JUSTICIA SOCIAL, entre tanta desigualdad latente, y así va el mundo. BASTA!! REVOLUCIONA!!  AYUDA Y COLABORA.

Cita anonima: ” La avaricia es como el fuego, cuando más leña se pone, más arde”