Un paso adelante

Desde el 1 de enero de 2011, todos aquellos padres que tengan hijos con cáncer o enfermedades graves, pueden solicitar la prestación para su cuidado. En mi opinión, se trata de un gran logro social, puesto que ante la tristeza y el drama de  tener un hijo enfermo, estos padres estaban expuestos a poder ser despedidos por cogerse bajas, por bajo rendimiento u otras causas. En ocasiones, y sin generalizar,  algunos empresarios pueden llegar a ser muy cabritos, ya que priman su propios  intereses. Sín lugar a dudas, creo que está medida allanará el camino a todos aquellos padres y madres que tienen a sus hijos gravemente enfermos. Ya era hora de algo así!!!!

Os adjunto un link a la página de  la  Seguridad social y los requisitos.