Vamos en retroceso, como los cangrejos

Afortunadamente, el parlamento Europeo,ha rechazado la directiva de permiso único para extranjeros. El voto al final ha sido 350votaciones en contra, 306 a favor y 25 abstenciones. No obstante os dejo mi opinión sobre mi pensamiento previo a esa ley, que afortunadamente,y para mi alegría  no ha salido adelante, pero que no  haya salido en está ocasión no significa que más adelante  lo intenten nuevamente. Así que al loro!!!!!!!!

Estoy absorta por la situación a la que podemos llegar de un momento a otro. Estoy impresionada porque todos los valores y todo lo que se conseguido hasta ahora se tambalea. No me puedo creer que la Unión Europea proponga un marco legal que discrimine a trabajadores inmigrantes y que hoy podría salir adelante con mayoría simple, y que afectaría a trabajadores temporales y desplazados fuera de la UE. Es decir, si viene un ingeniero chino a trabajar a España vendría con los derechos y condiciones chinas.

Me imagino que al  final, ni plantearían venirse porque con lo que ganan allí, difícilmente podrían vivir aquí, y encima lo harían alejados de sus familias.

También se vota que se derogue el seguir cobrando pensiones por el tiempo trabajado, por lo que al regresar a sus países no dispondrían ni de ayudas, ni de prestaciones familiares, ni de vivienda, formación, etc. Estoy de acuerdo con leyes de inmigración seria, reglada, en función de las posibilidades de acoger a gente ¿pero esto? En mi opinión  no se deben aplicar las leyes a las personas por su condición de origen, sino en virtud del país o territorio que las adopte en igualdad para todos y todas. De lo contrario, se van a crear ciudadanos de primera, segunda y tercera categoría. Se está atentando contra derechos universales, quebrantando el principio de igualdad entre ciudadanos además de volverse a una especie de esclavitud legal y encubierta, donde empresarios sin escrúpulos van a ser más ricos, contratando mano de obra barata. La crisis no justifica determinadas situaciones ni robar derechos adquiridos, hoy son los inmigrantes, mañana o pasado mañana ¿qué será? Junto a ello, esto puede suponer una rebaja en la mano de obra, que a la larga nos va a perjudicar a todos y todas, creando malestar, xenofobia y racismo.

Esto es un auténtico y grave ataque a esos valores de los que lo algunos presumen.