Querer es poder

Querer es poder, cuando se quiere algo de verdad no hay excusas. ¿Porque a veces nos ahogamos en un vaso de agua? ¿Somos comodones por naturaleza? ¿Hace más quien quiere que quien puede? La semana pasada hubo un par de hechos que me hicieron cuestionarme estas preguntas, porque algunos ven problemas en cosas, en vez de soluciones ¿Somos egoistas por naturaleza? ¿Vivo en otro planeta? Os voy a poner un video, que descubrí hará hace algo más de un año a través de una buena amiga, se llama Mari Jose. Os encantará, creo….

 

La luz que no llego a ver

Hoy hace 7 años del  fatídico 11-M, miles de vidas destrozadas de manera directa o indirecta, víctimas todas ellas de una locura ciega, una sinrazón que lleva, a determinados seres humanos, a cometer atrocidades horrendas.

Este mundo es inmenso; pero a la vez parece como un pañuelo en el que estamos interconectados unos y otros. Si ya es triste de por sí  enterarte de estas atrocidades, aún  lo es más si conoces a  una persona que viajaba en uno de esos trenes de la muerte.

A Ana Isabel  la conocí en Tenerife, en octubre del 2000. Con  ella y con su marido Jesús compartimos excursiones en guagua, visitamos el Teide, la orotava, un viajecito en Catamarán por el mar, viendo calas y delfines, coincidimos en Lanzarote, etc. Fruto de esas vivencias, hicimos una amistad que se sostenía en el tiempo a través de llamadas telefónicas y cartas. La última que conservo en mis manos data del 21 de diciembre de 2003, en la que además de felicitarnos las navidades, nos comunicaban que para  mayo iban a ser papás de un bebe.Tenían pensado que si era niña la llamarían Aitana, y si era niño, Samuel.

Pero la monstruosidad de  unos individuos arrancó de un plumazo los sueños de esta pareja y la de otros muchos. Esa misma tarde, aquel 11 de marzo, llamamos a Jesús. Fue muy duro, madre e hijo sobrevivieron apenas unas horas, nada más.  Samuel no llegó a conocer la luz del sol. Lloré, sentí impotencia e indignación, fue un shock en toda regla, me emociono  incluso ahora al escribirlo. Sólo sé que os llevo  en mi corazón y en mi recuerdo,  siempre.

No creo plenamente en la vida, el destino no me transmite confianza, a veces pega duramente, vivimos inmersos entre la crueldad y vulnerabilidad, sin dejar de lado el factor humano, que es capaz de tantas cosas buenas y malas. El positivismo es solo una coraza que nos colocamos para no sufrir, y del cual nos autoalimentamos…  Todo es efímero, pero  los recuerdos te marcan para bien o para mal,  siempre estan latentes en el corazón, aunque los quieras borrar para siempre.

 

 

Entre la monotonía y la alegría

Hoy mi pequeña Ane cumple su primer añito. Atrás quedan las contracciones que me tuvieron una noche entera en vilo. Mi vida ha cambiado un montón, pero tengo que admitir que al tener otros dos,  el tiempo y la dedicación hacia ella no es la misma, porque ahora hay que repartirlo todo: mimos, cariñitos; que si Unai me ha hecho una trastada, Alba tiene un  examen, etc…

En la actualidad estoy de excedencia pero puedo volver cuando quiera en el horario que me convenga. Aunque tambien puedo pedir la cuenta y poner mi negocio propio, eso no lo descarto jamás, de hecho me gustaría, pues soy emprendedora. Tambien reconozco que tengo mucho trabajo, mi vida transcurre entre pañales, lavadoras, plancha,casa, comidas, cenas,compras, vestir  niños, economía familiar Uff!!! Así transcurre mi día a día envuelta entre la monotonía, y la alegría  que me dan mis niños. Y con todo esto digo que el ritmo de vida actual, en sí misma, no favorece la igualdad. La sociedad actual en general, el ritmo frénetico, los malos horarios, la poca flexibilidad no la favorece en absoluto. y todo lo que hemos conquistado y alcanzado es a costa del sacrificio de la mujer por alcanzarla, pero lucharía toda mi vida por ello. Podría poner cientos de ejemplos, aunque podría eternizarme.

Para empezar un hombre  no dedica el mismo tiempo a tareas  domesticas que una mujer,  aunque siempre hay excepciones. En mi opinión personal tenemos un gran reto por delante. Hay que cambiar el chip y la mentalidad en  la politica de empresa y laboral.  Por más trabajar no se rinde más, ni se es más productivo y eficaz, el cansancio tiende a lo contario. Es muy importante tener a un trabajador contento, eso influye en la motivación y en el rendimiento, a  la vez que satisface la demanda láboral,favoreciendo la seguridad, la flexibilidad  y la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. Nuestra revolución son politícas laborales avanzadas y productivas, para  poder conciliar familiar y laboralmente.  Hay sectores que estan empezando a rozar la precariedad laboral, otros estamos empezando a vivir esclavos de nuestra propia vida, y generaciones anteriores han luchado mucho por nuestros derechos y la crisis no puede ser un mótivo para retroceder.

Un video que refleja lo anterior. Eficacia,Productividad, cálidad, optimismo, motivación,  trabajo en equipo, óptimo reparto de las tareas, optimizando recursos, eficiencia, innovación. Ese es nuestro reto!!! A la vez que potenciamos la IGUALDAD DE OPORTUNIDADES, y la conciliación familiar y laboral.  PODEMOS!!!!!!! Y como estoy revolucionaria…Revolucionamos??????.

 

 

Mis sueños,mis amores

 

Tengo muchos sueños en mi vida, y muchos amores. Sueños y buenos deseos para la gente que quiero. Deseo un mundo con amor, libre, justo, solidario, amable, dialogante, generoso, en igualdad de condiciones, y donde no haya diferencias entre hombres y mujeres; donde mis soles tengan oportunidad de ser quienes quieran ser, siendo ambiciosa, de manera positiva. Intento ser una buena madre y pongo todo mi empeño para conseguirlo; quiero que lo tengan más fácil de lo que tuve yo, que mis soles sean felices y disfruten de su infancia. Infancia de la que yo no disfrute, y quien me conoce de verdad, y de toda la vida, lo sabe. Tuve que madurar muy rápido ,y hacer frente a un sinfín de situaciones complicadas, casi todas circunstanciales,  pero otras por mi culpa, pero reconozco que de todas ellas he salido airosa. Y aunque a veces me entristezca al recordarlo, me siento orgullosa de lo que soy. Me he labrado un porvenir, y nadie me ha regalado nada en está vida, todo lo que he conseguido me lo he ganado con el sudor de mi frente, sin enchufes de ningún tipo y sin hacer la pelota a nadie. Si lo hubiese hecho, probablemente, me hubiera ido mejor todavía. Y sobre todo he aprendido de mis errores.

Humilde no soy pero jamás me creere más ni superior a nadie. No guardo rencor a mi pasado porque sé que a pesar de todo, he tenido mucha suerte, y  sé que hay, ha habido y habrá situaciones mucho peores y esto me ha servido para ser lo que soy. Una persona  con voluntad y determinación. Y a pesar de tener defectos como todo el mundo pienso que tengo buenas cosas que aportar, y mis soles no son un impedimento de desarrollo en este mundo en el que vivimos, y si  fuesen un impedimento ello significaría que no estamos avanzando en nada.

En cada cosa que hago pongo la razón más el corazón, para que no carezca de autenticidad; Y como cualquier madre que se precie necesito de mi tiempo y libertad, y me importa un bledo toda aquella persona, que las hay y muchas, que piensan que tener 3 hijos es una locura en los tiempos que corren y en mi situación, pero que no son capaces de decirlo a la cara; lo hacen por la espalda reinando entonces la hipocresía.

Y para finalizar, porque lo considero muy importante, el presente es muy importante para conquistar el futuro, hay que hacerlo bien. No un futuro regalado,  trabajado. Al fin y al cabo cada individuo tiene que ser quien se labre su porvenir siendo dueño de su destino. Quiero para mis hijos lo mejor del mundo pero, aunque yo les empuje e impulse, deben ser ellos quienes tomen las riendas de su vida, y de sus ideales en libertad y con mucho amor.

Cada día es una oportunidad para hacer un nuevo final feliz.