Construir el camino….

A todas luces los 110 escaños del PSOE en las últimas elecciones fueron nefastos, bastante peor de lo que preconizaban las encuestas. Si bien es cierto que hay que tener en cuenta las circunstancias de la crisis y ciertas medidas que no han gustado al electorado, pero  no puede negarse que es necesario hacer una profunda reflexión. Debemos consolidar  los pilares del socialismo y la socialdemocracia, y decidir dónde queremos ir. Reflexionar con seriedad sobre  los mótivos de la desafección generalizada de la politica y de los politicos. No es nuevo que mucha gente no cree en ellos considerando que no nos representan.

El día de las elecciones pase un gran número de horas de apoderada en el colegio electoral. Un vocal de mi mesa electoral me comento que el ese día no iba acudir a votar; pero como las circunstancias le habían obligado estar ahí iba a hacerlo. Me dijo que se consideraba de izquierdas y que tanto la derecha como el nacionalismo votaban todos sin excepción.  Afirmaba que las personas de izquierdas suelen ser críticas, con criterio, me dijo con palabras textuales que no son borregos y que no se sentía representado por las opciones políticas que existen. En mi opinión hay que abrir las puertas del socialismo, llamar a la participación… de militantes y no.

Decir que pienso que debe ser Rubalcaba quien debe seguir al frente del partido y ejercer de jefe de la oposición. Hay que reconocer que en campaña y antes de ella, el y su equipo han trabajado como jabatos. Pero si de pensar en FUTURO y a LARGO PLAZO se trata, sin dejar a nadie y con la mayor pluralidad posible, mi tandem favorito entre lo que conozco es…. el de la foto. Otras voces apuntan a que sean Alfredo Perez Rubalcaba, Eduardo Madina, Guillermo Vara, Tomás Gomez….Según…. Lo que está claro es que hay que trabajar y construir el camino entre todos y todas y llegar a la esencia pura y dura de lo que demanda la sociedad.

¿Por qué no renegociamos nosotr@s su salario?

La alumna aventajada de Esperanza Aguirre (Dama de hierro), doña María Dolores de Cospedal (alias la bien pagá)  se ha convertido en la reina del recorte en Castilla y la Mancha.  Pues bien, esta señora que acumula tres sueldazos propone renegociar y limitar la cobertura al desempleo. Y digo yo, dado que los ciudadanos le pagamos sus sueldos ¿porqué no renegociamos nosotros su salario?

 Día sí, y día también, el PP plantea un recorte distinto, y ya van varios días sacando la patita por detrás de la puertita. Quien piense que el Partido Popular nos va a sacar de la crisis y va a ser la salvación de España, está muy pero que muy equivocado, en primer lugar porque la crisis es mundial y complicada.

En cualquier caso, es cierto que hay que analizar la situación de aquellas personas que están realmente mal, a las que es urgente ayudar, como tambien eliminar y  combatir el fraude,  que haberlo haylo. Pero como suele decirse, no es ninguna solución, más bien lo contrario,  tomar el rábano por las hojas para convertir un fraude, en todo caso menor, en el problema principal, que  es el desempleo. Si mucha gente no tiene trabajo es por la falta de actividad, no por otras causas que  tratan de ocultar su obsesión por perjudicar a las clases más necesitadas.

 Por si acaso no plantean tasas a los bancos, impuestos al patrimonio, a adinerados, especuladores, etc… Se os ve el plumero….

Es tiempo de reflexionar

Este pasado fin de semana los dos principales periódicos navarros contenían sendos artículos relacionados con la política en general. Uno trataba sobre el porqué la ciudadanía ve a los políticos como un problema, y el otro sobre los jóvenes y su elevado desinterés por la política. En el último barómetro del CIS se apunta a los partidos, y a la clase política, como el tercer problema para los ciudadanos, después del paro y la economía, y por delante de la inseguridad ciudadana y el terrorismo. Junto a ello, un alto porcentaje de jóvenes entre 18 y 24 años descarta votar porque consideran que la política no tiene ningún interés, así que no es de extrañar que estos datos alerten a nuestros políticos.

Otro dato muy importante, que revelan ambos artículos es que la juventud se da cuenta de que la política no provoca transformaciones radicales de la sociedad, lo que les produce cierta frustración y por consiguiente, desencanto .

Diversos analistas ofrecen sus puntos de vista sobre esta sensación de muchos jóvenes. Por ejemplo, el profesor de sociología de la Universidad Complutense de Madrid, Enrique Gil-Calvo, comenta que las consecuencias de la emancipación tardía son perversas y se caracterizan por el conformismo y la pasividad, lo que es totalmente cierto. Aunque es verdad que los jóvenes tampoco lo tienen fácil para conseguir un trabajo digno y estable, y una vivienda.La profesora de ciencia política de la Universidad Autónoma de Madrid, Irene Martín, asegura que en la escuela hay que fomentar la participación cívica. El analista político, Juan José Domínguez, sostiene por otro lado que los líderes políticos tienen una falta de credibilidad y que el reto es recuperarla. Nuestros jóvenes están muy preparados,y son muy activos socialmente, incluso participan profusamente en actividades de voluntariado en ONGs, pero en cambio ven el debate político desde la distancia, es aburrido e indiferente para ellos.

Diversos jóvenes dan su punto de vista y comentan que tienen la sensación de que los políticos viven en una realidad paralela, donde importan más los votos que los dramas personales. A otros les decepcionan la incapacidad de solucionar problemas y la capacidad que tienen de generarlos. Hay opiniones que centran el tema más que en la política en sí misma, en los partidos y sus dirigentes, con los que no se sienten identificados, y causan cierto rechazo entre algunos jóvenes. Otros se sienten defraudados ya que consideran que su voz no vale para nada, o que unos polilicos u otros estan a limpia greña, en vez de solucionando problemas.

En mi opinión es más sencillo protestar, criticar, pasar de todo lo que es comprometerse y participar activavamente. Es decir,que otros tomen las decisiones por nosotros. Como dice Carlos Zufía, de la empresa Cíes,aunque la mayoría de los políticos tiene vocación de servicio público, deben demostrarlo cuidando las formas, evitando a los ojos de la calle que son unos privilegiados. A veces dan una imagen de lejanía, de prepotencia, de ego,protagonismo,  y la cercanía a la ciudadanía es esencial para entender los problemas y solucionarlos.

Otra idea extendida es que el político se acuerda del ciudadano para pedir el voto, y que prioricen el interés común. También se dice que la corrupción es determinante a la hora de construir una negativa visión de la política. El actual sistema de partidos tampoco gusta a algunos que afirman que es un sistema cerrado y que el peso de los partidos es fuerte, así como que no hay líderes capaces de aunar a la gente en torno a un proyecto. Otros defienden que el lenguaje para llegar a los ciudadanos debe ser cercano e inteligible para todos, lo cual es cierto, pero tambien sincero y realista y no vender la moto de lo que no es.

En mi opinión no se puede generalizar en que todo político es un privilegiado; de todo hay, no vamos a engañarnos, pero son muchos los que dedican su tiempo libre a esta actividad, sin apenas contraprestraciones. Hay muchos concejales de pueblos que ni cobran sueldazos ni tienen privilegios, y restan su tiempo de ocio, de estar con su familia por el compromiso de mejorar su entorno. Para colmo, en Navarra, País Vasco, desgraciadamente también sucede,que algunos de ellos tienen que llevar escolta por defender unas ideas, con lo cual eso hace que muchos ni se planteen meterse en esto de la política. Lo cierto es que también es cómodo que otros elijan por tí, y si se equivocan, basta desahogarse criticando.

En este sentido, pienso que los políticos debieran tener un sueldo en función de su dedicación, sería bueno, porque es cierto que algunos trabajan muchas horas, pero también alejarse de ciertos privilegios. El gran reto por delante es transformar, acercarse, consolidar, conocer y humanizar la política de cara al ciudadano.La política es una herramienta maravillosa, a veces complicada de explicar, pero es una actividad ideológica y humana encaminada a alcanzar objetivos en beneficio de la sociedad.A los jóvenes les invitaría a participar, a involucrarse, a opinar. Deben movilizarse, actividades para hacerse oír y estar presentes en la sociedad con su peso específico.

A los partidos les invitaría a reflexionar,a no ocultar los problemas y actuar en consecuencia para conquistar el futuro, porque aunque estamos en una etapa de dificultades hay motivos para creer, crecer, soñar,mejorar, alcanzar, luchar; hay muchas cosas por las que trabajar entre todos, y así forjaremos poco a poco, escalón a escalón, ese  mundo mejor que tanto anhelamos, consolidando las bases del futuro.

Por eso jóvenes, os necesitamos, sois el futuro de las próximas generaciones, para construir el futuro que os gustaría. Juntos pondremos la maquinaria necesaria para el cambio.

Una preciosa canción de John Lennon, músico excepcional, idealista  e incansable activista por la paz.