Justo al revés

El señor Draghi, presidente del BCE ha planteado reducciones al Salario Mínimo Interprofesional, al igual que propone reducciones de un 6% a los trabajadores comunes, así como una subida de impuestos como el IVA. Es resumen, viene a pedir un empobrecimiento claro de la clase media- baja española.

El SMI en España está actualmente en los 641 €,  uno de los más bajos de toda Europa,  si nos comparamos con otros países de  europa. Y digo yo, pregunto: ¿alguien puede pensar que con ese dinero da para vivir dignamente? Por poner cifras,  vemos como habitual alquileres mensuales mucho más elevados.  Con ese mínimo, si lo fuera realmente,  deberian estar los alquileres a un máximo de 100 €, la barra de pan a treinta céntimos, o el litro de aceite a un euro, o el recibo de la luz no debiera pasar de 20 euros,  etc. Plantear una bajada salarial es infumable y muy temerario, si tenemos en cuenta  cómo estan los precios medios en nuestro país. Hay que recortar gasto, sí;  pero empezando por arriba, por los que más tienen, y  siguiendo a continuación por gastos superfluos que solo estan al servicio y beneficio de unos pocos

¿Por qué solo plantean recortes y no tratan de RACIONALIZAR y repartir proporcionalmente? Es una vergüenza el dinero que se ha despilfarrado para beneficiar a ciertos empresarios, y que para colmo lo tengamos que pagar todos. Este es un ejemplo.

Es otra verguenza que a estas alturas el gobierno del PP  haya dejado en la incertidumbre a miles de familias necesitadas,sin derecho a paro, y que de momento no han cobrado la ayuda del mes de julio y  ni siquiera saben si se les renovarán esos 400 euros con los que apenas tienen para comer ellos y sus familias. No me quiero ni imaginar los momentos de angustia que están pasando.

En mi opinión, un gobierno no puede dejar a gran parte de su población en la agonía ni prolongarla;  un gobierno debe hablar claro. Por otra parte, podría estar muy bien que esa ayuda viniera acompañada de cursos de formación, por poner un ejemplo.

Por último, una cuestión no menos importante:  un gobierno debe gobernar para todos y  no intentar imponer su moral ni su ideología a todo un país. Un gobierno lo es de todos,  estoy harta de oir frivolidades tales como los parados de Zapatero. Los parados no son de nadie, porque todos podemos estar en desempleo en un momento concreto, y la solidaridad de todos es con quien más lo necesita. Resulta inmoral que quienes presumen de moralidad en público no tengan ni misericordia cristina con los que están sufriendo por una crisis que no han provocado.

Anuncios

#Fatalfriday

Desde que Rajoy llego a la Moncloa, los viernes se convirtieron en el día del tijeretazo, cada uno de ellos se convierte en un nuevo recorte al Estado de Bienestar, y que,  a mi parecer, castiga a los más débiles.

Se empezó con la congelación del Salario Minimo  Interprofesional, que aquí en España se situa en 641 Euros, por debajo de Grecia. Recortes a la educación de 7000 millones de euros, subida de tasas en las universidades; en sanidad negando derechos básicos a inmigrantes y recortando prestaciones de la cartera sanitaria en algunas comunidades ; por no hablar de la paralización de la ley de la dependencia, el fin de las energías renovables o la merma inasumible en ciencia e investigación.

El PP ha realizado en este tiempo una brutal  reforma laboral, verdadero desmantelamiento del sistema español de relaciones laborales que se había construido en los últimos 30 años.Por si fuera poco, el gobierno del PP premia a todos aquellos que han defraudado a Hacienda con una amnistía fiscal. La última es dedicar un dinero que dicen no tener para otras cosas para salvar a una entidad de ahorro como Bankia que es bastante culpable de la situación en la que nos encontramos, y que cuenta con activos tóxicos procedentes del ladrillo, de la burbuja inmobiliaria que creó precisamente la ley del suelo de José María Aznar en 1998.

En definitiva, los viernes han dejado de ser el principio del fin de semana, de buenas noticias, de días felices para la ciudadanía y se han convertido en el dia de la semana en que el gobierno de Rajoy realiza otra vuelta de tuerca para desartonillar el Estado de Bienestar en España.

Paremos, entre todos, estos #FatalFriday

Os voy a poner un link, con todos los recortes de Rajoy en 100 días de gobierno.

Basado en hechos reales.

Rompiendo el principio de equidad

Tras los recortes más brutales de la historia en educación, sanidad, empleo o fomento del Gobierno de Rajoy, el PP ha declarado un estado de amnistia fiscal a todo aquel defraudador, por un módico 10%.  Vamos,  una caridad,  para los más pudientes,  mientras los trabajadores tenemos que sufrir en nuestras carnes toda serie de recortes y más empobrecimiento cada dia con la gasolina a máximos historicos, aumento de la luz y un largo etc…

Hay que tener en cuenta que los recortes no afectarán por igual a todos, ya que mientras los más pudientes pueden acudir a los servicios privados, de pago, los menos favorecidos serán quienes sufran la rebaja en la calidad de los servicios públicos a consencuencia de los intensos recortes del PP.

Por el contrario, hubiera sido necesario un impuesto como tiene Francia a las grandes fortunas; pero claro, el gobierno de Rajoy tiene que agradar a sus amigos los ricos, con la excusa de que quiere recaudar más.

Esta amnistia fiscal rompe todo concepto de equidad entre unos ciudadanos y otros,  ya que esta claro que sólo los ricos  pueden pagarse grandes asesores fiscales y abogados para defraudar puede hacerlo, mientras que el común de los ciudadanos cumplimos religiosamente, como Dios Manda que diría Rajoy, con nuestros deber. Y luego dirán que Hacienda somos todos…menos los ricos ¿no?

Por la continuidad de Bob Esponja

Tenemos una televisión pública , RTVE, que es líder de audiencia y que ha alcanzado grandes cuotas de independencia, pluralidad y eficencia como servicio público en los últimos años.  Como es sabido, el Gobierno del PP ha resuelto hacer un recorte de doscientos millones de euros en el presupuesto de la corporación, y ésta, ante la merma de ingresos ha decidido suspender de la programación series líderes de audiencia como Aguila roja y cuentame.

Ahora amenazan con retirar de la parrilla televisiva canales como teledeporte y la gran CLAN, sin duda el mejor canal televisivo infantil, por su programación de calidad  y porque carece publicidad.  O lo que es lo mismo, van a dejar a nuestros hijos sin sus  entrañables personajes  como  Bob Esponja,  Dora, y su secuela Diego Go, pasando por Callou, Gormiti, etc,. que tanto entretienen a nuestros pequeños y pequeñas. Y yo me pregunto: ¿No hay otros sitios en los que meter la tijera, u buscar otros medios de recaudación? ¿O es que ahora para ver a Bob Esponja tendremos que pagar y abonarnos a una plataforma digital para ver Nickelodeon?

Pero mientras se entretienen con estos ajustes en RTVE que no van a resolver nada, y van a cabrear a muchos ciudadanos, el PP sigue sin acometer una gran campaña para combatir el  fraude fiscal y recaudar más. A lo que añado que otra de las decisiones inquietantes que han tomado es la posibilidad de privatizar los informativos de las televisiones públicas. No me gustaría ver convertida  la televisión de todos en un engendro partidista tipo Intereconomía o Tele Madrid. Quiero y deseo que continúe una tele publica OBJETIVA, con alta calidad en contenidos, plural e igualitaria. Y que sea para todos, mayores, y menores.

Hacia una nueva esclavitud del siglo XXI

He acudido hoy  en Pamplona a la manifestación que rechaza la nueva reforma laboral porque a mi entender resulta injusta, insolidaria y desequilibrada.

A mi entender es una reforma en la cual la letra pequeña  es  si cabe más peligrosa que el mensaje principal, el abaratamiento del despido. Y como han reconocido hasta los ministros del PP no  va a generar empleos,  y  por el contrario,  permite despedir con más facilidad para contratar a nueva gente con salarios más bajos y precarios, por lo que el empresario gana más en todos los ámbitos.

Con esta reforma unilateralmente el empresario puede modificar el tiempo de trabajo y la cuantía salarial de sus trabajadores, y si éstos se niegan y no  aceptan determinadas situaciones la empresa puede cursar un despido procedente. Una baja médica  o un número determinado de ausencias justificadas en un periodo de dos meses pueden ser mótivo de despido. Como dijo Ignacio Escolar, con la reforma del PP se legaliza el mobbing empresarial a los trabajadores.

Una reforma de este calado debería tener  un  equilibrio de posiciones entre empresario y trabajador e ir acompañado de protección social, seguridad, medidas de conciliación, entre otras cosas. Más bien, al contrario, esta reforma produce inseguridad e incertidumbre en los trabajadores. Si con la actual legislación laboral ya ahora en bastantes empresas no se cumplen convenios ni calendarios, imaginaros ahora como serán con tal grado de protección. Pero también divide a los trabajadores entre sí, porque estas flexibilidades van a generar una competitividad insana y malos rollos entre compañeros. “Divide y vencerás”, deben estar pensando los empresarios y nuestros gobernantes.

Crear empleo no significa despedir a unos trabajadores para que entren otros a sustituirles, y en peores condiciones laborales sino CREAR nuevos puestos. Aprovechando una adecuada subida de impuestos, ésta podría servir para fortalecer  el sector servicios, la educación de calidad en la que actualmente hay un 28% de fracaso escolar, etc. Hay que apostar por la inversión, que no por el recorte, en campos que generan economía como energía renovable, ciencia e investigación, sanidad eficiente.  Debe haber un equilibrio entre lo que se destina y lo que se recorta. Es de cajón “de madera de pino” que entre tanto recorte y  la ausencia de políticas de estímulo económico la situación va a ir a peor, creando una brecha casi insalvable entre unos ciudadanos y otros.

Por llamarlo de alguna manera,  avanzamos hacia la nueva esclavitud del siglo XXI. Lo más penoso es que  quienes han generado la crisis siguen de rositas y haciéndose más millonarios cada día. En mi opinión hay que ir a la raíz, al corazón del problema y no parchear, eso nunca soluciona nada, te cura un ratito y en un momento dado.

Lo siguiente el derecho a huelga.

Ciencia por religión

20120112-221118.jpg

La investigación, ciencia e innovación sufre un recorte de 600 millones por parte del gobierno del Partido Popular. Sin embargo otras partidas como la iglesia, familia real no han sido objeto de recortes en está crisis que nos está golpeando duramente.
La ciencia y todo lo que le engloba es el motor del progreso, el carro que ha de tirar para adelante en detrimento de la política especuladora y falta de ética que ha provocado la burbuja, y a su vez causa primera de la situación en la que nos encontramos.

Por eso te pido que apoyes la petición que exige, en la declaración de la renta, destinar el 0,7 de impuestos al I+D+I. (acción promovida por Miguel Angel de la Fuente Frechoso)

En tanto todas las preguntas sean respondidas con la palabra “Dios”, la investigación científica es simplemente imposible (Robert Ingersoll)

No hay mayor prueba de progreso de la civilización que el progreso del poder de cooperación (Stuart Hill)

http://actuable.es/peticiones/casilla-apoyo-la-ciencia-la-declaracion-la-renta

Cuestión de solidaridad

Por todos y todas es sabido, y por muchos sufrida, la situación de crisis en la que nos encontramos. La situación es complicada, más aún,  complicadísima. Demasiados gastos, menores ingresos y ámbitos en los cuales aplicar la tijera. ¿Donde se estan aplicando recortes? En sanidad, educación, restrigiendo servicios sociales, etc…. Reconozco que es un tema que me preocupa mucho porque veo que estamos empezando a ir de mal en peor,  producto de actuacciones tardías que vienen a destiempo; tambien hablo desde mi perspectiva, pues en ocasiones soy de ponerme la venda antes de la herida. (“Que se le va hacer, mua es así”)

Me voy a mojar y a sincerar. Aunque suene impopular, hace falta que fluya y recaudar más dinero. ¿Cómo? A través de los impuestos directos. Para empezar, con la gente pudiente, que haberlos hay y muchos, y en todos aquellos que tengan un buen sueldo. ¿Acaso una familia con unos ingresos anuales de 50.000 € no puede pagar 30 euros mensuales más de impuestos y de ahí para arriba de manera progresiva, haciendo incidencia rotundamente en aquellos que han generado la crisis, y que para colmo son los más insolidarios?  Si eso va a servir para mantener el estado de bienestar  ¿Por qué los topes se ponen tan altos? ¿Cuántas personas y familias están por debajo de ese límite? Que conste que hablo sin conocimientos previos, pero lo hago desde mi perspectiva de ama de casa, que tiene que sacar su familia adelante. En todo caso, apuesto a que en cualquier Administración se debe gestionar como en una casa, un hogar, pues hay ciertas similitudes.

 Hace falta más recaudación, y menos picaresca.  Debe recuperarse el Impuesto del Patrimonio, que no debía haberse quitado, pagar más los ricos y altas fortunas.

El otro día este tema lo hablaba con mi hermana mediana. Ella me decía que este problema no hay quien lo arregle. Piensa que ha sido el mismo poder el que ha tomado las riendas de la economía y que ha venido a cargarse el Estado de Bienestar, a cargarse lo público para privatizarlo todo.

En nuestra casa no cobramos  50.000 euros ni por asomo;  y somos una familia de cinco miembros.  No digo nada nuevo si confieso que no me importaria que me quitasen 15 euros mensuales más, si  ello va destinado a la creación de empleo, se mejora la sanidad contratando profesionales habiendo menos listas de espera. Si con ello se fortalece la educación, contratando profesores de apoyo para los niños con dificultad, se emplea en investigación o se destina a la lucha de la violencia de género; o en cualificar profesionalmente a aquellos que han dejado prematuramente sus estudios; o para crear empleo aunque sea pintando bancos en un  parque. Es decir ACCIÓN, y sobre todo que eso SE VEA.  La cuestión es no permanecer estancados como estamos.

Se trata de crear empleo, reactivar la economia, fortalecer la seguridad seguridad social y para ello hay que gastar, hace falta dinero. Ahorrando y recortando  no se va a crear empleo, desde luego, y sin empleo no se va a crear capacidad de gasto, y por tanto, de un crecimiento de la economía.

Claro está, tampoco se trata de la creación de empleo a costa de la expotación y perdida de derechos, como la que se intuye por parte del PP que lleva toda la crisis sin proponer nada, sin dar soluciones ni respuestas, presumiendo ahora que tiene la varita mágica para solucionar la crisis. Pues desde ahora me aventuro a decir que MIENTEN,  y que sus recetas pasan por el despido libre, medias jornadas, y rotación de personas. El paro el mismo, o más, hasta que no haya crecimiento económico.  Lo que está claro es que todos debemos ser más solidarios que nunca para salir juntos de la crisis, sin dejar a nadie tirado por el camino.